Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

 

 Aquí mostramos un caso un tanto peculiar donde se nos muestra una composición de varios procesos activos a un mismo tiempo.

En el sector anterior se presenta un leve overjet y overbite donde los dientes anteriores están posicionados de manera expulsiva, y, en el sector posterior, tenemos una ligera clase III donde los dientes superiores rebasan por dentro de los inferiores.

Ante esta situación, para comenzar el tratamiento debemos realizar un estudio diagnostico que como la misma palabra lo define, nos va a permitir diagnosticar el proceso adecuado para cada tratamiento dental realizando las reconstrucciones que sean oportunas hasta alcanzar la situación adecuada, es decir, si nos va a resultar mas efectivo colocar por ejemplo coronas de porcelana, o carillas…, o bien fortalecer las piezas con implantes, poner un removible etc. Va a depender en todo caso, de la situación que se nos presente en cada tratamiento.

Debemos tener en cuenta todos los aspectos dentales que sean posibles tanto anatomía como forma, plano oclusal, oclusión y perfiles dentales, movimientos de los cóndilos (guía posterior), guía anterior, las superficies oclusales, la localización de las fosas, la distribución de las cúspides, los ángulos de sus planos inclinados y los rebordes de las cúspides, etc. Todo un estudio exhaustivo al que se prestar especial cuidado y atención puesto que va a ser una muestra preliminar de los resultados de la restauración final.

Dicho esto, el resultado de todo el estudio dental se muestra como sigue en las siguientes  fotografías. Hemos conseguido corregir el overjet y el overbite dejando una correcta clase I, hemos resuelto la mordida cruzada que presentaba en el sector posterior y el plano oclusal consecuente es totalmente normal.

Antes

Depués

Para este caso el tratamiento final seguramente va a trascender en un puente cerámico fijo cementado. Antes de ello, será necesario rematar el estudio diagnostico elaborando un provisional previo en material resinado con el que el paciente tb podrá vislumbrar una replica lo más cercana posible al resultado final. En este punto del tratamiento, podremos efectuar las comprobaciones oportunas en boca teniendo en cuenta todo el conjunto, valoraremos en este caso ya el clínico, datos como la estética, línea de sonrisa, contorno labial, anatomía dental adecuada según constitución de la cara del paciente, etc. Datos absolutamente necesarios si buscamos llegar a la excelencia de un trabajo bien planificado y ejecutado.